Abu Simbel Profanation

Cuentan que hace mucho, mucho tiempo… (1987) existían unos ordenadores de 8 bits llamados Spectrum, Amstrad CPC, Commodore64 y MSX, antes incluso de que los llamados PC asomaran las orejas en los mercados de consumo masivo. Son los dinosaurios de los ordenadores domésticos y en su época extendieron su dominio por todo el globo. Mi primer procesador de textos fue en MSX, pero claro, guardar los textos en una cinta de casete era menos de fiar que un reventas regalando entradas. Sin embargo, los juegos eran toda una gozada -para la época, claro, ya os reiréis de los juegos de PS3- y había cientos y cientos, a precios que un niño en 3º de EGB podía permitirse. Por aquellos entonces, los programadores españoles de videojuegos no sólo abundaban, sino que dominaban el mercado nacional y parte del extranjero. Así de primeras, recuerdo claramente a las 2 más grandes, Dinamic y Opera Soft.

Pues bien, lo que hoy me trae a escribir es el juego más frustrante de toda mi vida. Sí, el más. El juego valía 395 pesetas, ¡todo un pastón! El argumento en principio era atrayente: Johnny Jones, un aventurero arqueólogo, profana el templo de Abu Simbel, lo cual toca un poco los huevos al espíritu de Ramsés II que en represalia convierte a nuestro héroe en una especie de bola con dos patas y una gran napia. ¡Oh Dios mío! ¿Qué hacer ahora? Pues debe encontrar el sarcófago de Ramsés, escondído en lo más profundo del templo y así se le será devuelta su apariencia normal.

Qué cachondo el Ramsés, ¿verdad? No lo sabes tú bien. Ahí comienza el periplo más penoso que puede llevar a cabo una bola saltarina con patas. Resulta que el templo no está vacío. No es que haya trampas milenarias, es que las fases están más pobladas que el metro de Sol en hora punta, con toda suerte de bichos -serpientes, murciélagos, arañas- y no bichos -tornillos, bolas, gotas de agua, tablas móviles…- que hacen avance IM PO SI BLE. Encima, nuestro héroe es más torpe que Carmen Sevilla en una tienda de informática, tiene 2 tipos de saltos: el salto excesivamente corto y el salto adóndecoñovas, que te precipitaba inexorablemente contra la gota de agua de turno.

Aparte, estaba el aspecto “de pensar” del juego. Debías de tocar con la napia determinados símbolos egipcios que quedaban grabados en un marcador, para posteriormente usarlos en otras pantallas del juego e ir abriendo pasadizos. Gracias, Ramsés. La reina y yo estamos muy agradecidos.

Os aseguro que alguna fases eran desesperantes y prácticamente imposibles. Encima, como entraras de mala manera en una pantalla, donde te esperaba el enemigo de turno, te chocabas inmediatamente con él y perdías una vida, pero lo chungo era que el juego te hacía entrar de la misma forma en esa pantalla hasta que perdías todas las vidas a un ritmo vertiginoso. Así que imagínate que vas por la pantalla 12 -mejor dicho, llevas toda la tarde para llegar a la pantalla 12- y en la 13 entras cayendo sobre una puta araña (lo siento, pero en este juego las arañas se llaman así). A la mierda tu tarde, pero no la de tus amiguitos que habían venido a echarte una mano criticando cruelmente tu forma de jugar. Pues resulta que el juego de marras tenía 44 fases y me vengo a enterar 20 años después.

Voy a poner un video. Ni más ni menos que el Abu Simbel superado en menos de diez minutos. Es la versión de Commodore64, pero es igual de difícil en el resto de versiones. Yo no sé que ser sobrenatural será la persona que haya conseguido hacer esto, pero aunque no lo podáis apreciar, es una auténtica hazaña como no he visto nunca:

¿Que no te crees que sea tan complicado? Anda, guapete, ¿por qué no pruebas? Aquí tienes hasta una versión deluxe en Java. Pero te advierto que es jodido, muy jodido…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: